Correas recuerda a Ramírez (NC) que…

 

 

¡Ay Sr. Ramírez! A usted que tanto le gusta recordarme cosas, hoy quiero devolverle el favor y recordarle lo que opinaba en el 2014, siendo concejal de la oposición. No le voy a juzgar, que sean los ciudadanos los que lo hagan, que juzguen ellos el nivel de contradicción de su partido (Nueva Canarias) ya que, ahora gobernando, parece que se olvidaron de ellas. Y, lo que antes era denunciable, ahora pierden relevancia, porque están actuando exactamente igual que sus predecesores en el gobierno de la ciudad.

Sobre la peatonalización dejaba bien claro que tiene sentido en el casco histórico de la ciudad, pero que no parece lógico en arterias principales para el tránsito de vehículos, como es Mesa y López, que no se podía realizar sin tener, previamente, un plan de movilidad, un plan de accesibilidad, un plan de aparcamiento y, después y fundamental, consenso con vecinos y comerciantes. No se puede peatonalizar sin contar con la gente que vive en esa zona o que tienen negocios ahí sin los informes técnicos pertinentes que indiquen por dónde se podrá circular y aparcar.

Asimismo, define la ampliación de aceras en algunas zonas de la ciudad como una manera de favorecer a los aparcamientos privados, al suprimir numerosas plazas de estacionamiento. Y está en marcha la peatonalización de Mesa y López, Galicia, y otras más que vendrán, sin plan de movilidad, de accesibilidad, de aparcamiento alternativo que no sea los párquines privados.

En el caso del taxi, plantea que el problema de los floteros es de una gravedad tremenda produciendo, incluso, situaciones de gravedad, que la ordenanza del taxi no lo resuelve. Achaca a la anterior corporación, lo que hoy se le critica: no hay inspecciones de licencias, no se escucha a la totalidad de las asociaciones, sino solo a un colectivo de taxistas que, según él, defiende al mundillo de los floteros. Curiosamente, y tres años después de la entrada en el gobierno de la ciudad, la ordenanza del taxi sigue igual.

 Sobre Guaguas Municipales criticaba la mala conexión entre la zona baja y la alta (se mantiene), también el que guaguas no llegara a todos los barrios de la ciudad (sigue igual), y que era necesario escuchar a los vecinos y trabajadores de este servicio público para solventar las deficiencias que se vayan detectando (sin comentarios).

Y llegamos a uno de los grandes conflictos de este mandato: la zona azul. Donde Ramírez decía que el ayuntamiento había convertido a la Concejalía de Movilidad en la máxima recaudatoria, que la zona azul sólo debía situarse en zonas comerciales y cerca de edificios administrativos, que la zona verde debía ser consensuada por los vecinos residentes, que las multas eran abusivas, un asalto al bolsillo del ciudadano brutal… En fin, en estos tres años en los que ha estado en el gobierno local no todo sigue igual, sino que encima se incrementan las zonas azules y verdes en la capital.

También decía el Sr. Ramírez que se tenían que establecer unos criterios  mínimos básicos, que se debían garantizar en nuestra ciudad antes de invertir en proyectos faraónicos. Pues, o mucho ha cambiado la situación de nuestro municipio, o Nueva Canarias ha cambiado de opinión en cuanto se ha visto con la posibilidad de gestionar un proyecto de 200 millones de euros.

Estimados lectores, no se fíen de lo que les cuento aquí, si no quieren. Pero sí que les invito a hacer un ejercicio para ver quien se contradice. Acudan a las hemerotecas a sus entrevistas, cuando era concejal en la oposición en 2014, y observen sus planteamientos, porque ahora que está en el gobierno local, han dado un giro de 180 grados.

Aquí les dejo un enlace  http://www.youtube.com/watch?v=-wogCnu3Eqk

  • Maria Eugenia Garcia Rocha

    muy buen articulo!!!! los.han votado???qué coño!! 11.000 votos….jjj lo que los han metido con calzador y con fines de.muy poco interes publico