“Saldremos, pero… ¿cómo?”

 

 

Yo, que he tenido la suerte de no caer enferma, siento una ligera aprensión por lo que pueda suceder el día después; la posibilidad de, una vez finalizado el confinamiento, pueda caer enferma, o que el siguiente brote se recrudezca debido al contacto social.

Aunque el estado de alarma se ha ampliado hasta el 9 de mayo y será el Gobierno central y/o el autonómico los encargados de dar las pautas para la salida gradual de todos los ciudadanos, desde el Ayuntamiento debemos ir preparándonos y adoptando las medidas necesarias para que la normalidad llegue lo antes posible.

¿Cómo va aplicar el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria las medidas de control que se establecerán desde el Ejecutivo central y/o el autonómico para que el conoravirus no  se extienda por su territorio? ¿Habrá nuevos cursos de formación para los policías locales relacionados con la Covid-19? ¿Controles a la entrada de la ciudad? ¿Nuevos protocolos de actuación para la ciudadanía?

Los ciudadanos añoramos nuestras playas, nuestras terrazas, la práctica deportiva, salir de compras, la cañita con los amigos…Y nuestros pequeños comerciantes desean abrir sus negocios lo antes posible para recuperarse de  las pérdidas acumuladas durante estos meses. Nuestros autónomos y las pequeñas y medianas empresas son los grandes perdedores económicos de esta pandemia, así como las personas mayores lo son en el ámbito sanitario.

El ayuntamiento debe comenzar a evaluar la situación y comenzar a desarrollar planes de actuación que permitan el desconfinamiento de forma gradual. Para ello es necesario conocer algunos datos de nuestro municipio, como son:

  1. Número de terrazas/bares/restaurantes, distancia entre ellas, capacidad de ocupación, número de mesas…
  2. Número de apartamentos, hoteles y viviendas vacacionales.
  3. Metros cuadrados de nuestras playas/parques/zonas comunes; posibilidad de establecer diferentes zonas controladas y número máximo de usuarios en cada zona.
  4. Protocolo para peatones en nuestra ciudad, como puede ser caminar siempre por la acera derecha, de tal forma que se evite el cruce de personas.
  5. Número de negocios organizados por sector y barrio, de tal manera que las aperturas puedan ser escaladas pero que ningún barrio se quede sin servicio.
  6. Detección de personas con mayor probabilidad de contagiarse (personas con problemas pulmonares: epoc, asma…) y un mayor control sobre ellas y sus cercanos.

Una vez tengamos datos suficientes que permitan una salida sin contacto social, podemos comenzar a establecer los planes de actuación para el desconfinamiento, a diseñar protocolos de conductas sociales, de tal manera que minimicemos los riesgos de nuevos contagios, y saber quiénes deben salir primero, quiénes deben mantenerse aislados, quiénes deben abrir sus negocios y cómo alternar dichas aperturas.

Y será el Ayuntamiento el responsable de potenciar y/o diseñar nuevas campañas de promoción para atraer turistas a nuestro municipio, además de asumir la dinamización de nuestros comercios y zonas comerciales.

No queremos más improvisación. Es necesario dar respuestas, darle esperanza a la ciudadanía sobre el futuro de Las Palmas de Gran Canaria, y  queremos saber lo que tiene pensado este grupo de gobierno municipal para recuperar la normalidad en nuestra ciudad, para incentivar nuestra economía y para asegurar la salud de nuestros vecinos.

En esta crisis sanitaria, hemos estado al lado del gobierno de esta ciudad en las actuaciones que han llevado a cabo en materia social y económica, se nos ha escuchado, se han puesto en marcha propuestas que hemos presentado, pero el futuro de esta ciudad va a depender de la capacidad de gestión que el gobierno municipal tenga el día después, y necesitamos tener la seguridad de que la improvisación, que ha caracterizado al tripartito en mucha ocasiones, no va a formar parte de este nuevo gobierno. Sí, nuevo gobierno, la pandemia nos ha cambiado a todos y el día después pasará a ser el primer día de una nueva forma de gestionar nuestra ciudad.

Fotos: Kristhóval Tacoronte