UN GIRO DE 360°

 

 

A comienzo de mandato del tripartito (PSOE, NC, y LPGC Puede), tuvimos la anécdota de que la concejal de Igualdad, Diana Mújica (LPGC Puede), dijo que iba a dar un giro de 360 grados a su área, ¡vamos!, que la iba a dejar como estaba. Un error que nos podría haber ocurrido a cualquiera, pero que ha pasado de ser una simple anécdota para convertirse en una profecía. Tres años después y la ciudad sigue igual, ¿o no?

¿Qué creen ustedes? ¿La ciudad está igual que en 2015 o, quizás, peor? Lo que sí tengo muy claro es que mejor no está.

Analicemos por áreas de gobierno y comparemos con los compromisos que adquirieron al formarse el tripartito:

LIMPIEZA: Qué duda cabe ya que esta concejalía no funciona correctamente. La ciudad presenta un aspecto deplorable, que no se merece. Hemos tenido problemas de recogida, camiones obsoletos con riesgo para los operarios, y una situación dantesca para sus trabajadores. Y es que estos últimos están viviendo situaciones que han repercutido en el servicio: una mayor carga de trabajo, ya que es la única área que ha contratado a personas en riesgo de exclusión social y a los que no se les ha dado la formación necesaria para aliviar esa carga el trabajo; se les ha prometido una conciliación laboral-familiar y la contratación para cubrir fines de semana, y esto sólo lo ha obtenido el gerente del servicio; y no se han respetado los procedimientos de trabajo, ni los protocolos para contratación.

VÍAS Y OBRAS: Díganme una sola calle de nuestro municipio que no tenga baches y/o socavones. Difícil ¿eh?

PARQUES Y JARDINES: Otra de las concejalías con mayor número de denuncias. Aquí se ha preferido talar antes que podar.

CULTURA: Efectivamente, mucho dinero se ha invertido en Cultura. Incluso se ha desviado a esta área recursos de cohesión social. Pero también es el área que mayores quejas ha recibido por parte de proveedores, porque no han cobrado. Desgraciadamente poco podemos fiscalizar de esta área, ya que todo pasa por la Sociedad de Promoción de Las Palmas de Gran Canaria, y en ella no figura ningún concejal de la oposición, con lo que no tenemos información directa de lo que se gasta, cómo se gasta y a quien se le paga.

BARRIOS: Aquí no podemos hablar de mala gestión, puesto que no se ha gestionado absolutamente nada. Uno de los grandes compromisos del tripartito, el plan integral de barrios, no se ha llevado a cabo. Es más, presentamos una moción para que se pusiera en marcha y…. nos la rechazaron.

AGUAS: Aparte de intentar desprestigiar a los funcionarios municipales, responsables de la intervención a Emalsa, de criticar que no se hubiesen pagado las facturas (que ellos tampoco han pagado), de permitir que se sigan realizando vertidos sin depurar, de aceptar, sin ningún informe que lo avalara, la recepción de la planta de Tamaraceite y ahora estar denunciados por Emalsa, de invertir en el sistema de alcantarillado y galerías de servicio, lo que es competencia de Emalsa. Bueno, aparte de todo esto, no se ha hecho absolutamente nada.

URBANISMO: ¡Bufff! Y, aquí, ¿por dónde empezamos? O mejor dicho, ¿por dónde continuamos? Ya que esta área es la del sí a todo, pero… no sé cómo se hace: Sí al Acuario, sí al hotel en el istmo, sí al teleférico, sí a la pasarela del acuario, sí a la de la Cicer, pero todo mal. La incompetencia del concejal responsable, su falta de conocimiento en materia urbanística, y una arrogancia y desprecio hacia los que no comulgan con su ideología le ha impedido asesorarse correctamente. Ha conseguido batir el récord de promesas incumplidas, además de generar un malestar importante en la población al tratar a los vecinos unas veces de casta y, otras, simplemente tomándolos por tontos.

PARTICIPACIÓN CIUDADANA: El gobierno de la participación. Tres años han tardado en poner en marcha un presupuesto participativo por una cantidad ínfima ¿No hubiese sido más participativo el tener un modelo de ciudad, el estudiar los barrios y sus necesidades para poder priorizar el gasto en cada uno de ellos? Pues no, aquí solo se pregunta si quieres cambiarle el nombre a una calle o si se permite fumar en la playa. Cuando se solicita una consulta para un tema tan importante y con mucho oscurantismo en su ejecución, como es la Metroguagua, nos responden que no es necesario, que es una “obviedad”.

MOVILIDAD: No voy a hablar sobre la Metroguagua, porque ya se ha llegado a un punto que quien tiene que hablar sobre este tema es la justicia, quien debería aclarar todas las presuntas irregularidades que se han cometido, y pedir responsabilidad patrimonial al concejal. Pero no solo la Metroguagua es el problema, también el taxi. Se comprometieron a crear la Mesa del Taxi, que a fecha de hoy sigue sin funcionar. Expulsan a los taxistas de la zona baja de la ciudad, por donde el recorrido de la Metroguagua hace aparición, y además, les obligan a una subida de tarifa, que, a largo plazo, no beneficia a nadie. Efectivamente somos una de las ciudades de España que tiene la tarifa más baja, y también una de las pocas ciudades que no tiene censo real de licencias, en las que no se realizan las inspecciones correspondientes, en las que se sigue permitiendo la figura del “flotero”, en las que no se cuenta con todas las asociaciones del sector,… Si algo puede derrumbar a este tripartito es esta área, porque creo que no ando muy desencaminada si digo que las acciones realizadas (y alguna dejadas de hacer) en movilidad causarán la ruptura de este equipo de gobierno.

TURISMO: Dicen que D. Pedro Quevedo es el diputado que más falta al Congreso de los Diputados, pero no será porque su trabajo al frente de la concejalía de Turismo le quite mucho tiempo, ya que en Turismo, principal motor económico de nuestra ciudad, poco o nada se ha hecho. Tanto es así que ni se le vio en Fitur promocionando nuestra ciudad.

EMPLEO Y PROMOCIÓN ECONÓMICA: Ni se ha creado el Plan de Empleo que prometieron, ni se ha incrementado el presupuesto dedicado al empleo, ni se promociona otras vías de crecimiento económico. Pero es que, además, a aquellos que sí pueden generar empleo en nuestra ciudad, a esos autónomos valientes que arriesgan su capital para la creación de nuevos negocios, a esos se les pone palos en las ruedas, como ha sido el reactivar el impuesto de apertura de negocio, rechazar la creación de microcentros de emprendedores en los barrios, no facilitar la atracción de empresas a nuestro municipio.

Y mejor paro ya. Creo que se han mostrado razones más que suficientes como para poder decidir si el giro ha sido de 360º y estamos donde comenzamos, o sí, por el contrario, hemos caído en el cuadrante negativo y nuestro municipio está abocado a un deterioro que ninguna ciudad quisiera.

  • Maria Eugenia Garcia Rocha

    yo ciertamente como se que te lo curras tienes toda la razón pero me gustaría añadir como ciudadana que tengo la sensación de que estamos dando un pantallazo abanderando una ciudad que está perdiendo su esencia de ciudad su servicio de ciudad sus barrios que son su esencia para construir una ciudad pantalla de plástico donde el turista no esté integrado en la medida del aforo que hay en la ciudad para él sino que se está despoblando una parte de la ciudad para convertirla en un producto especulativo y en algo que no tiene nada que ver con las palmas ni con sus ciudadanos ni con el objeto de sus impuestos reinvertidos en su bienestar las cosas no se pueden hacer así!!! Repito tienes toda la razón del mundo y es una gran tristeza que permitamos convertirnos en una ciudad de plástico